MONTERREY TEL: (81)17-68-80-51,(81)17-68-80-52

VICTORIA TEL: (834)11-20-010

RODILLA

LESIÓN DE MENISCO
EN CADA RODILLA TENEMOS DOS MENISCOS CUYA FUNCIÓN ES DAR UNA MEJOR SUPERFICIE DE CONTACTO ENTRE LOS HUESOS, PROTEGER EL CARTÍLAGO DE LA RODILLA, EVITANDO SU DESGASTE Y REDUCIENDO LA POSIBILIDAD DE UNA LESIÓN.

La lesión de menisco es una de las más comunes en la rodilla y se produce al realizar un giro del muslo con el pie en posición fija en el suelo lo que atrapa el menisco entre el fémur y la tibia produciendo la lesión, esto a menudo ocurre durante actividades deportivas como el futbol. Otra de las formas más comunes es realizar una flexión forzada de la rodilla como al ponerse en cuclillas y girar.

Algunos síntomas de este padecimiento son:

- Dolor el cual puede estar localizado en cualquier parte de la rodilla aunque es más frecuente en la región posterior al flexionarla o ponerse en cuclillas.

- Inflamación constante la cual se presenta después de realizar actividad incluso de bajo impacto.

- Chasquidos en la rodilla que pueden acompañarse de dolor y sensación de bloqueo.

Limitación de la flexión o extensión de la rodilla por hinchazón o dolor.

El diagnóstico se realiza mediante la exploración física en muchas ocasiones apoyada en la realización de estudios de resonancia magnética nuclear simple de la articulación, las radiografías no son útiles en estas lesiones

El tratamiento inicial de estas lesiones son el reposo, los anti inflamatorios, la terapia con hielo y la rehabilitación.

En las lesiones que no responden al tratamiento conservador durante el primer mes o en lesiones masivas se deberá realizar un tratamiento quirúrgico artroscópico. Este tipo de tratamiento es de los considerados de mínima invasión ya que se realiza con dos pequeñas incisiones de aproximadamente 5 mm por donde mediante una lente y equipo especial se realiza el tratamiento necesario.

El menisco se divide en tres zonas dependiendo de su ubicación y la cantidad de sangre que recibe. El tipo de tratamiento a realizar dependerá del tipo de lesión y la zona del menisco lesionada.

La tercera parte más periférica es llamada zona roja ya que es la única zona del menisco que es provista de sangre. Las lesiones en esta zona del menisco regularmente son reparadas dejando integro el tejido dañado.

La tercera parte más central es llamada zona blanca ya que a esta zona no llega sangre y es por esto que cualquier reparación hecha aquí no es efectiva por lo que se debe de retirar la zona afectada del menisco.

El tercio medio del menisco es llamado zona roja-blanca y corresponde a la unión de las otras dos zonas. Las reparaciones en este sitio dependerán de la conformación de la lesión y en ocasiones no es posible realizar esta por lo que será necesario retirar la zona dañada.

El objetivo final de cualquier cirugía meniscal es la reincorporación total a las actividades deportivas y laborales previas a la lesión aunque esto dependerá de la magnitud de la lesión y la lesión acompañante de otras estructuras de la rodilla.

En algunas ocasiones, el daño al menisco es tan importante que no es posible la reparación y al quitar la parte dañada se realiza la extracción total o casi total del menisco. Para estos casos existe la opción del trasplante de menisco de donado.