MONTERREY TEL: (81)17-68-80-51,(81)17-68-80-52

VICTORIA TEL: (834)11-20-010

HOMBRO

LUXACIÓN E INESTABILIDAD DE HOMBRO
EL HOMBRO ES LA ARTICULACIÓN MÁS INESTABLE DE NUESTRO CUERPO Y POR LO TANTO LA QUE SUFRE MÁS LUXACIONES.

Cómo luxación entendemos a la perdida de relación entre las superficies articulares de dos huesos por un traumatismo.

Hablamos de inestabilidad glenohumeral cuando los ligamentos y los músculos que rodean la articulación entre el extremo más alto del húmero y la escapula son insuficientes para mantener estas estructuras unidas de forma adecuada durante la movilización de la misma produciéndose luxaciones o subluxaciones repetitivas.

La inestabilidad principalmente está dada por las siguientes causas:

- Posterior a luxaciones evidentes que es cuando estos dos huesos pierden el contacto normal entre ellos de forma súbita por un accidente o golpe de alta velocidad.

- Secundaria a movimientos repetitivos forzados como en los deportes donde se realizan lanzamientos en los cuales se van lesionando paulatinamente los ligamentos que unen estos huesos haciéndose más débiles.

Estas lesiones se presentan por un desprendimiento de la zona llamada labrum que es el sitio donde se une el ligamento capsular con los huesos de la escápula.

La sintomatología puede ser:

- Dolor en posición forzada del hombro en rotación externa como al momento de lanzar una pelota de béisbol, con o sin sensación de inestabilidad.

- Sensación de inestabilidad, con o sin dolor, con temor a sufrir una luxación.

- Luxaciones frecuentes con pérdida total de contacto entre los huesos por movimientos simples de la vida diaria.

El diagnóstico lo realizamos mediantes exploración física, radiografías simples y resonancia magnética nuclear. El tratamiento de estas lesiones en su etapa inicial se realiza mediante la medicación de anti inflamatorio y reposo seguido de fortalecimiento de los músculos rotadores del hombro para devolver la estabilidad perdida.

Cuando el dolor persiste, en las luxaciones repetidas el tratamiento debe de ser quirúrgico ya que la inestabilidad crónica produce un envejecimiento prematuro de la articulación. Este tratamiento tiene como objetivo colocar nuevamente el labrum en su posición y mantenerlo fijo de tal forma que la estabilidad se recupera. Este procedimiento es realizado mediante una cirugía artroscopia con la cual logramos una recuperación más rápida con un regreso temprano a sus actividades deportivas o laborales.